lunes, 16 de marzo de 2015

No hay manera...

no hay manera...
camino a la orilla de la playa, con el viento en mi contra y pienso en lo minúscula que soy, en la poca fuerza que ejerzo en el universo. Las olas no cesan, el viento tampoco y; aunque me pare en medio de ambos, todo se mueve. No hay manera de quedarme quieta, sobrevivo por inercia  a la tempestad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

+Visitadas

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.