martes, 28 de diciembre de 2010

LOS COCUYOS COMIENZAN A LLAMAR LA LLUVIA

Entre tus dedos mis dedos juegan, cuando mis ojos inertes en el horizonte están...
la cálida tarde se parece tanto a la felicidad,
desde este balcón de piedras, la vida se ve tan llena de vida, la paz se siente en el aire, se respira; y si cierras los ojos, alzas tu mano, hasta puedes tocarla...
En este atardecer, aun no llega la luna, para adornar el crepúsculo,
y sigues allí, a mi lado, silente y calmado, sintiendo al viento rosar tu cuerpo, aquietado tu respiración, sintiéndote vulnerable...
A veces me miras, como para asegurarte de que no me he ido, y sin voltear aprieto tu mano, como asegurándote que no he de soltarte ahora, que estaré el tiempo que sea necesario...
Y  tu sonríes, de discreta manera, me ablandas las corazas y me dejas desnuda el alma.
Sos todo lo que necesito ahora, esta vista, estas ganas de quedarme no las había sentido antes.
Mas tarde, la luz naranja desaparece de a poco, la helada noche hace mella en mi piel cálida, las estrellas aparecen de una en el cielo, y los cocuyos comienzan a llamar la lluvia...

JHANOAYRA BB 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NatGeo||Arte-Instantáneo

+Visitadas

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.