sábado, 13 de diciembre de 2008

FUGITIVO, FORASTERO Y MONJE

Quisiera ser un fugitivo, de pantalones largos y camisas a cuadros, de esos que huyen por cobardía, porque no tienen la conciencia limpia, de esos que llegan a una ermita lloran y rezan, y, ese al que llama Dios los consuela de una manera extraña, porque al salir siguen a cuesta con la misma carga, pero se siente un poco más liviana, son pecadores que se fueron rendidos y no dejan de caminar por los caminos, tratando de buscar las respuestas que no han conseguido, de dejar atrás los errores cometidos Quisiera ser un forastero, con la mochila llena de ropas viejas, que anda por las montañas, por la costa y la llanura, viviendo del cada día, de la caridad humana, de los tragos ganados con barajas, de esos que llegan temprano a un pueblo y se van de madrugada, porque no tienen a nadie que los vea morir, porque se quedaron solos sin tener donde dormir, pero siguen su camino, singuen porque tienen remedio, quisiera ser un forastero de esos que andan solos para huir de los recuerdos Quiera ser un monje, para refugiarme en los brazos espirituales, y tener el valor de olvidarme de mi vida, de entregarme a otras vidas y vivir para otras vidas, para en encontrar la paz y vestir ropas holgadas, para dar amor sin recibir nada, para mirar al cielo ver algo supremo, para ver dentro de mi lo que afuera no veo JHANOA

1 comentario:

  1. huye fugitiva, de este mundo ilusorio, de este mundo de plástico, huye, huye fugitiva...

    camina forastera, a través de todos los pueblos, aprende de cada uno, pero no te quedes un ninguno...

    siéntate en este cojín, cierra los ojos y deja fluir todos tus pensamientos, sin aferrarte a ninguno, como si fueras nubes que pasan... eso basta...

    ResponderEliminar

NatGeo||Arte-Instantáneo

+Visitadas

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.