viernes, 12 de diciembre de 2008

AL RENDIDO



La debilidad de mi cuerpo ha contaminado mi alma
¿Qué puedo hacer?, si no soy más que una humana
La delgada tela de la fuerza se quedo desgarrada en la rama espinosa del masoquismo
Ya no puedo aguantar más gritos de ayudas sin ser oídos
Ya no puedo soportar tantas lágrimas tempranas
Como si fuera al paredón cada mañana
Y me cercenaran, con látigos para dejarme las yagas
Hoy llegué al límite de la demencia, al no soportar más tanta vileza
Atrás dejé las ganas de correr por matorrales
A quién le importa lo que yo haga
Si son mis ojos los que no verán más la mar
Si son mis pies los que no dejaran las huellas acostumbradas
Del silencio se quedarán perplejos
Y en un buen tiempo no seré más que nada
No hay más dolor que aguante un cuerpo
Cuando ya siente que aguanto demasiado

 JHANOAYRA 2010

1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.

+Visitadas

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.